David Villa y Ana Torroja juntos por un fin

 

Cuando ayer me llegó el email de Sony Music no daba crédito: Villa se metía a cantante (por una buena causa). Y aunque una servidora tiene especial debilidad por el güaje, he de reconocer que mi primer pensamiento fue: ¡puff, cómo puede sonar eso! Sin embargo, unas horas después, Sony enviaba un segundo email con un vídeo promocional, dónde escuchábamos a Villa y a Ana cantando y contando sus primeras sensaciones. Aquello sonaba realmente bien. ¡Menuda sorpresa!
Tras escuchar parte de la canción, venía mi segunda observación (y mucho más objetiva, para que voy negarlo): ¡qué mono estaba David! Me encantó ver cómo se sonrojaba al escuchar a Ana elogiar su faceta musical. Y es que en los tiempos que corren, son muy pocos los que aún mantienen la sencillez de su vida anónima, al ver su cuenta bancaria sensiblemente más abultada. Así que, sintiéndolo mucho por mi querido Alonso, Villa acaba de afianzar su primer puesto en mi ranking de Asturianos Favoritos. Lo siento, pero no puedo con la cara de amargao a la que nos tiene acostumbrados el piloto en los últimos años. En su defensa, y para demostrar que aún espero ver cómo se sube al podio de campeón del mundo de la Formula 1, aquí dejo esta foto de su paso por El Hormiguero. Cuando llegó a mi email, sólo pude pensar: ¡pero que mono es este chico cuando sonrie! Así que ya sabes, querido Alonsito, ¡a sonreir! que, de momento, aún es gratis.
 
Y vosotros, amigos cafeteros, ¿sois de Alonso o de Villa?

Paula Echevarria y David Bustamante: un matrimonio 10

 

Si hace unos años me dicen que Bustamante se iba a convertir en una de mis celebrities favoritas me hubiera dado un sincope, ¡no podía ni verlo! Sus continuos lloros dentro de la academia, y sus salidas de tiesto, una vez que abandonó el programa me hacían considerarlo uno de esos niñatos a los que se les viene grande el éxito. Años después, ya no queda nada de ese David llorón que tantas parodias propició.
Hoy, su matrimonio con Paula Echevarria le ha llevado al alza y son uno de las parejas más solicitadas del panorama nacional. Si solos, rozaban la perfección, el nacimiento de su pequeña les ha hlevado a ella. Y sí, lo reconozco: me gusta su disco y me gustan sus apariciones televisivas. Su cercanía con la gente le ha hecho ganar puntos en mi ranking de celebrities. A la hora de hablar de Paula, directamente me quedo sin palabras. Su estilo me enamora y lejos de codearse con grandres diseñadores de alta costura, se deja fotografiar a la salida del Primark con un montón de bolsas cargadas de ropa, ¡viva el lowcost!
Y como de tontos no tienen un pelo, han decidido rentabilizar su unión a través de lo mejor que saben hacer: trabajar. Dicho y hecho. Paula y David protagonizan el videoclip de A contracorriente de Bustamante (Busta para los amigos) en un merecido homenaje a la película Nothing Hill (su favorita). No podían haberlo hecho mejor. Han demostrado que lo suyo es real dentro y fuera de la pantalla, ¡cómo me gustan las historias de amor! Ya os lo avisé en mi post anterior: soy una romántica, no lo puedo remediar.
Su última aparición televisiva, en la que volvió a conquistarme, fue en El Hormiguero, dónde sin llegar a decir ni una palabra ya me dejaba alucinada con su amor a Paula: ¡su camiseta lo decía todo!
“Prometo serte fiel”. Así rezaba la camiseta de Dolores Promesas que David había seleccionado para la ocasión, ¡¡ays!!
En definitiva, cómo creo que ya he tenido bastante romanticismo por hoy, me despido de este post con un último apunte: ¡David también ha caído en las redes de los decenarios! ¿Queda alguna celebritie sin llevarlas?

Música y chocolate

>

Tras la pausa obligada de posts debido a la muerte súbita de mi portátil, por fin he vuelto! Y nada mejor para retomar mi actividad bloguera que hablar de música y chocolate.
La verdad es que es una mezcla un poco rara, lo reconozco! Pero pensándolo bien, ¿quién no se ha comido alguna vez una tableta de chocolate mientras escuchaba música? Pues eso mismo han debido de pensar los responsables de la presentación a la que acudí esta semana: la nueva chocolatina de Kellogg’s, Squares, y el nuevo álbum de Despistaos, Cuando empieza lo mejor. Y he de reconocer que a pesar de mi excepticismo por la extraña mezcla, el resultado fue muy positivo. No sólo porque pude recordar viejos tiempos escuchando la música de Despistaos, sino también por el escenario escogido, el Hard Rock Café, uno de mis restaurantes favoritos.
Allí me presenté yo, rodeada de bloggers y fans espectantes por escuchar Cuando empieza lo mejor, y de paso llevarse un buen sabor de boca. Tras el mini-concierto, tuve la suerte de charlar un rato con Dani, el cantante del grupo, y comprobar de buen gusto, que no todos los artistas se las dan de estrellas y que muchos mantienen los pies en la tierra. Mirando atrás, Dani recordó los inicios del grupo “cuando ensayaban en cualquier sitio y a cualquier hora, incluso estando de fiesta a las 2 de la mañana” y de como ahora miran al futuro con un sueño, “hacer una gira por América”. Desde aquí, les deseo lo mejor y espero que su sueño se haga realidad y puedan cruzar el charco.
Y para terminar, os dejo un poco de música, el chocolate ¡os toca ponerlo a vosotros! 🙂

Calentando motores para Rock in Rio

>

Ayer se celebró en el Hotel Puerta de América la presentación de LG como patrocinador de Rock in Rio Madrid 2010, y ¡yo estaba allí para enterarme de todos los cotilleos! Nada más llegar, tocaba acreditarse, y como no podía ser de otra forma, con el dossier de prensa nos entregaron un pendrive de LG muy mono con toda la información y -el detalle más trendy de la noche- una pulserita para poder acceder al Sky Night. ¡Nada de enormes acreditaciones colgadas al cuello para entrar en uno de los bares más fashion de la capital! 
Comenzaba el evento. Tras un intento fallido de photocoll en la calle, por culpa de la lluvia, y una reducida lista de invitados vips, los dirigentes de LG y la vicepresidenta de Rock in Rio presentaron orgullosos su recién estrenado patrocinio, al que acompaña un concurso de bandas de rock. Por si acaso hay algún interesado -la banda ganadora tocará en el festival- aquí os dejo la web oficial del concurso: LG te lleva.
Y como no quiero aburriros con un post larguísimo, aquí va el resumen de la noche en imágenes. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras:
 
Gonzalo Ramos, de FoQ, fue uno de los asistentes al evento. Y no puedo evitarlo, pero tengo que decirlo: ¡este chico gana muchísimo al natural! Una pena que delante de los objetivos siempre salga con estos caretos. Por cierto, Gonzalo acaba de estrenar su primer tema como músico, junto a su banda 360, ¡y no suenan nada mal! Un día les dedicaré un post como dios manda.
Kira tampoco quiso perders el evento y se presentó así de guapa al photocoll, ¡sencilla, a la par que elegante!
Y como no, el protagonista de la noche. Antonio Orozco cantó en directo alguno de los temas de su nuevo disco. ¡Todo un regalo para los oidos!
Y entre música y cocktails, – y tras muchas meditaciones – me dirijí a Soraya, que también asistió a la presentación, y le pedí unas palabras para mi querido blog (gracias, Tir, por el “empujón”). La verdad es que fue supersimpática y se portó genial respondiendo a todas mis preguntas, ¡mil gracias, Soraya!, así que aquí os dejo el saludo que envió a todos los lectores de Con aroma a café.
¡El primer saludo de una celebrity en mi blog! 

Jueves

Hay una canción de La oreja de Van Gogh (LODVG) que me emociona cada vez que la escucho. Se titula Jueves y está dedicada a los atentados del 11 de marzo de 2004 en Atocha. Hoy, 6 años después, se da la escalofriante coincidencia que vuelve a ser jueves 11 de marzo. Aún recuerdo, como si fuera ayer, como recorría los pasillos de la residencia y observaba a todo el mundo al teléfono, nerviosos, caminando de un lado para otro sin sentido alguno. Caminando por simple inercia y con los ojos empañados. Ese día quedó marcado en nuestras memorias por siempre.

Tiempo después, LODVG quiso rendir su particular homenaje a la víctimas componiendo esta canción que, desde mi punto de vista, no podía ser más perfecta. No solo por el sentimiento con el que está hecha, latente en cada nota que escuchas, sino también por el acierto con el que se ha compuesto la letra. Jueves nos cuenta la historia de dos chicos anónimos que viajan en un tren cualquiera. Como las decenas de personas anónimas que viajaban el 11 de marzo. Una sola frase hace mención a ese día, una simple frase. Tan simple que si no escuchas con atención, bien podrías ignorar que es un homenaje. Pero tan profunda que, cada vez que la escucho, se me ponen los pelos de punta.

“Mi vida ha cambiado.Un día especial este 11 de marzo.
Me tomas la mano, llegamos a un túnel que apaga la luz”

Esa historia. Esos dos chicos anónimos. Viajan todos los días en el mismo tren, en el mismo vagón. Observándose, profundamente enamorados, pero sin el valor suficiente para hablarse, hasta un día. Un 11 de marzo que deciden perder el valor y hablar sólo unos pocos segundos antes de llegar a su próxima parada.

“Te beso en los labios, dices que me quieres
y yo te regalo el último soplo de mi corazón”.

Anteriores Entradas antiguas

Lo más valorado

A %d blogueros les gusta esto: