Por el amor de una mujer, by Mario Vargas Llosa

Estuche Edición Limitada Mario Vargas Llosa Alfaguara
En estos días tan tristes, por fin me he alegrado al ver una noticia en el telediario. Tras cansarme de ver las mismas noticias sobre controladores (personajes de los que me he prometido no hablar en un tiempo), inundaciones, y políticos que no cesan en sus peleas, por fin un hombre ha sabido llamar la atención con algo tan bonito como el amor. No podía ser otro. Mario Vargas Llosa. El escritor se ha emocionado durante su discurso de agradecimiento por recibir el Premio Nobel de Literatura 2010… al hablar de su mujer. Sí, ni un Nobel, ni el orgullo de ser uno de los escritores más grandes de la historia. Lo único que ha conseguido resquebrajar la voz de este gran hombre es el profundo amor que siente hacia su mujer. Así que aquí estoy, escuchando la lluvía en el exterior, observando mi recién estrenado árbol de navidad y emocionándome al esccuchar el discurso de Vargas Llosa una y otra vez.
Y vosotros, ¿qué sentimiento os emociona tanto como para haceros temblar la voz?

Come, Reza, Ama

Este fin de semana se estrena Come, Reza, Ama, la esperadísima película de Julia Roberts y Javier Bardem. La película en cuestión va sobre una mujer que tiene todo lo que desea: un marido, una casa, y una exitosa carrera. Sin embargo, y a pesar de todo eso, se encuentra perdida, confusa y en busca de algo que dé sentido a su vida. ¿A quién no le ha pasado eso alguna vez?

Recién divorciada y ante la duda de qué camino coger, sale de su acomodada vida y lo arriesga todo para embarcarse en un viaje alrededor del mundo que se convierte en una búsqueda para encontrarse a ella misma, ¡qué envidia! Yo también quiero irme de viaje a recorrer el mundo y encontrarme a mi misma, pero ¿quién paga los gastos?


COME

Su primera parada en el viaje será Italia, dónde descubrirá el verdadero placer de la comida, ¡no es lista ni ná! Si me preguntan cuál puede ser el mejor plato del mundo, no tardaré ni un microsegundo en visualizar un plato de pasta italiana en mi cabeza. Además, no sé cómo lo hacen, pero no tiene nada que ver el plato de pasta que te cocinas tú solita en casa, a un buen plato de pasta en un restaurante italiano. Le dan ese punto especial con el que consiguen que la comida sea un auténtico placer. Por cieto, sólo con escribir este post, me están entrando unas ganas de comer unos espaguetis cabornara…
REZA
Más tarde, encontrará el poder de la oración en la India. Creo que cualquiera que viaje a este país termina encontrando la paz interior sí o sí, ¿hay un país más espiritual que la India? Yo lo tengo claro: hay muchos tipos de oración. Y muchas formas de rezar. No creo que sea necesario seguir una religión o acudir a ningún templo para tener auténtica fé en algo: ya sea en ti misma o en un dios. Porque al fin y al cabo, todos creemos en algo.
AMA
Y final e inesperadamente, (como toda buena peli de amor que se aprecie) terminará encontrando el equilibrio del verdadero amor en Bali. Ahí es dónde aparece nuestro querido Bardem. He de reconocer que este chico ha cambiado un montón, y para mejor. Será el amor, ¿hay algo más bonito en el mundo que el amor? Por cierto, ¿habéis visto la barriguita de Pe? Siempre que veo a una embarazada me pregunto lo mismo: ¿porqué estan tan guapas? ¿Será la felicidad? Sea cual sea la razón, me alegro un montón y les deseo lo mejor a Penelope Cruz y Javier Bardem (sí, lo sé, nunca llegarán a leer este post, pero dicen que la educación es lo último que se pierde).

 

Y vosotras, ¿qué considerais más importante en la vida?

Love is in the air

 

No sé porqué pero hoy me he levantado de lo más romántica. Será porque (afortunada por una vez)  mi fin de semana comienza un día antes de lo habitual. Así que, a pesar de ser jueves, para mi es viernes, ¡qué alegría! Y para celebrarlo me he decidido a dedicarle un post al amor.
No sé a vosotr@s pero yo cada vez que veo ciertas series, me da un ataque de románticismo extremo al observar cómo se quieren ciertas parejas televisivas. Porque, al contrario de lo que creen muchos guionistas, no todos los actores son capaces de demostrar un amor de verdad/falso en la pantalla.  Veáse el ejemplo de Anatomía de Grey y Entre Fantasmas.
No hay ni un sólo capítulo de Entre fantasmas en el que no suspire con los cariñitos que se dedican Melinda y Jim, e inevitablemente, al final de cada capítulo, siempre sale la misma frase de mi boca: “Están tan enamorados…”. Me fascina la forma en la que él la mira a ella, y cómo ella se emociona con cada segundo que vive a su lado. Es uno de esos matrimonios que (en el sentido más literal de la frase) consiguen llevar su amor más allá de la muerte. 
Otra pareja que me fascina (independientemente de la envidia que ella me provoca) es la de Meredith y Derek en Anantomía de Grey. Él cayó rendido a los encantos de una inusual residente y ella quedó fascinada ante la inteligencia (y digo yo que algo más) del Doctor Macizo. A él no le importe que ella hable sin parar, y a ella le da igual que se pase horas en el quirofáno intentando superarse, porque al final del día, saben que seguirán juntos. 
¡Ays……!

Cualquier tiempo pasado fue mejor

>

¿Alguien me puede decir que le ha pasado a John Travolta? Desde hace unos días, me topo cada dos por tres con el cartel de su nueva peli, Desde París con amor, y siempre me hago la misma pregunta. ¿Dónde quedó el John Travolta de Grease?
No es solo que haya perdido toda la elegancia de los 50 y se haya convertido en un poli que no termina de quedarme claro si es bueno o malo. Es esa calvicie acentuada, por ser generosa y no llamarla total, que acompaña a un bigote cuya única misión es gritar: ¡aún tengo pelo! Pero sin duda alguna, si hay algo que me lleva a preguntarme que le ha pasado, son los 30 kilos -mínimo- de diferencia entre ambas películas. Ni siquiera me recuerda a ese poli corrupto que conocimos en Pulp Fiction, ¡y eso que el cambio ya era considerable! En Desde París con amor no hay tupés, ni melenas que nos indiquen que Travolta ha vuelto. No. La ciudad del amor simplemente se horroriza ante la imagen de un icono del cine que no ha sabido envejecer.
En definitiva, desconozco si Desde París con amor es una buena película -quizás lo sea-, pero lo que si me deja claro es que cualquier tiempo pasado fue mejor. ¡Y si no que se lo pregunten a John!

Lo más valorado

A %d blogueros les gusta esto: