Manual de los sueños: guía para soñar en tiempos difíciles

Navegando por Facebook me encontré con este curioso Manual de los sueños en la página de Women’secret y no quería perder la oportunidad de compartirlo con vosotros.

Manual de los sueños

Foto: Facebook women’secret

  1. Ama todo lo que hagas. Haz todas las cosas con amor.
  2. Escucha a tu corazón.
  3. Ignora a los que digan que soñar es de ilusos.
  4. Confía en tu intuición y en ti.
  5. Equivocate. Es necesario para crecer.
  6. Sigue tu pasión.
  7. Conoce tus habilidades.
  8. Cree en tus sueños y los crearás.
  9. Contribuye con tus sueños a un mundo mejor.
  10. Crea tu realidad.
  11. Juega sin parar.
  12. Arriesga para ganar.

¡Felices sueños!

Anuncios

Sueños que van y vienen

>

Pues aquí estoy, en el tren camino a la rutina, otra vez. Se acabaron las vacaciones. De fondo, y para hacer el regreso menos doloroso, el primer vuelo sobre el atlántico llevado a cabo por una mujer. Así, un año más, decimos adiós a las vacaciones de Semana Santa, para comenzar a preparar con ilusión el periodo vacacional estival, ¡todo es cuestión de soñar!
Y reconociendo que, junto a las vacaciones laborales, mi blog también se tomó unas vacaciones, aprovecho este post para resumiros la Semana Santa leonesa. Pero antes de que nadie se horrorice, tranquilos porque no pienso relatar aquí las estaciones del viacrucis, ni describir cada procesión leonesa (eso sólo me llevaría una decena de posts). Sólo voy a contaros dos de las tradiciones más curiosas de mi tierra. Antes de nada, no puedo seguir sin mencionar que la Semana Santa Leonesa está declarada de interés turístico internacional, que sino, seguro que más de una leonesa/leonés que conozco me mata. Y sin enrollarme más, ahí van esas dos tradiciones que tanto me gustan: la de recorrer el barrio húmedo tomando limonadas (y que popularmente se conocen como “matar judios”, pero tranquilos todos, que la sangre no llega al rio :-)), y la procesión de Genarín que, al contrario de lo que muchos creen, ni era santo, ni apostólico; era borracho y le atropelló el primer camión de la basura de león, ¡sobran los comentarios!
Si hay algo que me apasiona de mi ciudad natal es su barrio húmedo y la tradición de recorrer los bares tomando tapas. ¡Sin trampa, ni cartón! Un corto, una tapa. Sin suplementos. Y la competitividad, sana por supuesto, entre unos bares y otros, nos da como resultado una gran variedad de tapas, cada cuál mejor. Así puedes tomarte desde una mini-hamburguesa, hasta un huevo frito con picadillo, a cambio de tomar un corto, un mosto, o un butano (en realidad, cualquier bebida). La diferencia en Semana Santa, es que todas esas bebidas se cambian por las limonadas, muchas veces caseras, que cada bar ofrece con orgullo. Así que ya sabeis, si vais por León, y os invintan a matar judios, que no se asuste nadie, ¡os están ofreciendo un buen trago de limonada leonesa!
El otro evento que más atrae a la gente, y que provoca que el jueves santo sea imposible caminar por las calles de León, es la procesión de Genarin. Comienza sobre las 12 de la noche, y recorre las calles del barrio Húmedo hasta llegar a la muralla de la antigua ciudad, dónde se honra la memoria de Genarín  depositando un queso, pan, naranjas, una corona de laurel y una botella de orujo. ¡Digno de ver!
Y hasta aquí el sueño de unas vacaciones que han terminado, para dar paso de nuevo a la rutina. ¿Y ahora? Ahora toca comenzar a soñar, como ya he dicho, con las vacaciones de verano. Toca comenzar la operación bikini, deleitarse con las compras de la temporada primavera-verano y por supuesto, ver en el horizonte las playas que nos recibirán dentro de unos meses. ¡Felices sueños!

Lo más valorado

A %d blogueros les gusta esto: