Camisetas que dejan huella en Salamanca

Cuando recibí mi camiseta Little-id poco antes de comenzar el puente, supe que era buena señal. Descubrí esta maravillosa empresa de camisetas gracias al blog de Paula Echevarría (¿a qué no os sorprende?). Sin embargo, tras el primer flechazo de las camisetas, investigué un poco más sobre Little-id por la red hasta dar con su web, y hoy sólo tengo buenas palabras hacia los responsable de estas camisetas que, como bien reza su lema, dejan huella. Su trato al cliente supera el sobresaliente. Merece la pena echarle un vistazo a todos sus modelos a través de su web oficial Little-id.com. Yo, en cuánto ví el modelo Wayfarer lo tuve claro, ¡tenía que ser mio! Por si fuera poco, el packaging es increíble, así da gusto recibir paquetes en casa: una cajita negra con el logo de Little-id y la camiseta envuelta en papeles y virutas de colores.

Camiseta Little-id

Por supuesto, la camiseta fue directa a mi maleta para realizar una escapada durante el puente a Salamanca, dónde pude visitar algunos de mis rincones favoritos de la ciudad y, por supuesto, estrenar mi camiseta Little-id.

Look Little-id

Look Little-id

Look Little-id

Complementos del look Little-id

Botas: UGG
Leggins negros: Stradivarius
Camiseta Wayfarer: Litlle-id
Cazadora de cuero y bufanda de punto: vintage
Bolso y guantes: Blanco
Gafas: Pepe Jeans

Y aprovechando que toda la ciudad estaba llena de un manto de hojas, no pude resistirme a sacar mi lado más infantil y meterme de lleno entre las hojas, ¿qué os parece el resultado?

Jardín de Calixto y Melibea

Los que conoceis Salamanca, ya habréis adivinado que las fotos son en el Jardín de Calixto y Melibea, mi rincón favorito de la ciudad sin ninguna duda, creo que tiene un encanto especial. Aunque también me gustaría a hacer un llamamiento desde el blog al Ayuntamiento de la ciudad para que se preocupen un poco más de cuidar un jardín tan bonito, ya que lo encontré bastante abondonado desde mi última vista.

Jardín de Calixto y Melibea

Jardín de Calixto y Melibea

Jardín de Calixto y Melibea

Las vistas desde el Jardín son increíbles. Salamanca tiene uno de los skylines más bonitos de nuestra geografía, ¡qué pena que muchas veces miremos solo al extranjero!

Vistas de Salamnca desde el Jardín de Calixto y Melibea

Vistas de Salamnca desde el Jardín de Calixto y Melibea

Y no quería despedirme de este post, sin hacer mención a la tradición de dejar candados de las novelas de Federicco Moccia que también ha llegado al Jardín de Calixto y Melibea. Una muestra más de que el amor se respira en cada uno de los rincones de este maravilloso jardín.

Candados en el Jardín de Calixto y Melibea

¡Feliz puente, fashionistas!

Anuncios

Días de lluvia

Días de lluviaÚltimamente tengo que mirar al cielo todas las mañanas para saber que me tengo que poner para pasar todo el día fuera de casa: el cielo no nos quiere dar una tregua. Y a pesar de que esta semana estrenamos la primavera, apenas tuvimos tiempo de disfrutarla.  Por eso hoy he decidido crear un look para los días de lluvia. Aunque hace tiempo me parecía imposible poder ir mona esos días horribilus, con el tiempo he descubierto que sí se puede. ¡Yes, we can! (Cómo ha dado de sí la frasecita de Obama, pero lo reconozco, ¡a mí me encanta!)

Para combatir la lluvia, nada mejor que unas Hunter, con las que volver a recordar tu más tierna infancia en la que saltabas de charco en charco sin importarte cómo podía terminar tu ropa. Algún día, me haré con unas, si es que antes consigo decidir de qué color las quiero (negras, rojas o  grises), pero hasta el momento me conformo con mis katiuskas de Tommy que me compré en las rebajas y que algún  día os enseñaré.

Combinando con las Hunter, nada mejor que unos shorts vaqueros y una camiseta con mensaje, ¡para los cotillas que no dejan de mirarte cuando vas por la calle!

El bolso es de Pepe Jeans y lo descubrí hace poco navegando por la red. Simplemente puedo decir: ¡¡¡lo quiero!! Y si estais pensando que da un poco de mal rollo enseñar todo lo que llevas dentro del bolso, puedes hacerte con unas bolsitas de tela o simplemente rodear (por dentro) todo el bolso con un foular. Así podrás “cambiar” cada día de bolso. Si finalmente me hago con él, prometo informaros.

Y que sería de un look sin los complementos. En un día de lluvía los complementos obligados son un paraguas, un foular y un borsalino. Las gafas de sol las he añadido porque llevándolas en el bolso me mantienen la esperanza de que, tras la tormenta, siempre sale el sol.:-)

Por último, pero no menos importantes: el color de labios y de uñas. Porque si el tiempo nos pone mala cara, nosotras nos ponemos rojo pasión. El esmalte de uñas es de Dior, y como le dije una vez a una amiga: es rojo, rojo. Nada de rojo anacarado, rojo coral… ¡rojo pasión! Y hasta aquí, mi post semanal ¡espero que os haya gustado!

 

P.D. Por cierto, ¡no quería despedirme sin daros ¡un millón de gracias por la maravillosa acogida que tuvo mi primer egopost! No sabéis la ilusión que me ha hecho ver vuestros comentarios y visitas. Eso anima a cualquiera a seguir blogueando.¡Thank you!

Lo más valorado

A %d blogueros les gusta esto: