La Cazarrecompensas

Lo reconozco, cuando recibí un email de Stephanie Plum, mi primera reacción fue el escepticismo, pero tras meditarlo varios días decidí guiarme por el lema de “quien no lo intenta, no lo consigue”, así que aquí está mi post, dedicado a esta cazarrecompensas tan particular. Y vosotras os estaréis preguntado, ¿quién es Stephanie Plum? Pues la protagonista de La Cazarrecompensas, interpretada por Katherine Heigl, famosa por su papel en Anatomía de Grey.

La Cazarrecompesas

Stephanie Plum fue despedida del departamento de lencería de Macys y las deudas la obligan a formar parte de la agencia de cazarrecompensas de su primo para poder pagar las facturas. Lo que Stephanie no sabe es que su primer trabajo será capturar a Joe Morelli, su amor del instituto. ¿Será capaz de llevar a cabo su trabajo? Aquí os dejo el trailer para que juzguéis por vosotras mismas.

Y aquí viene la gran noticia, para celebrar su llegada a los cines, Stephanie Plum busca un socio/a y como recompensa ofrece 999€ para poder tachar de nuestras wishlist algunos de nuestros caprichos. Tras mucho pensarlo, por fin decidí cual quería que fuera mi recompensa: un iPad y un iPhone, ¡el pack completo! ¿Porqué conformarse con menos? Lo siento, Blackberry, pero si consigo mi recompensa, voy a serte infiel… ¡C’est la vie!

La Cazarrecompesas

Pero lo mejor es que vosotras también podéis participar en su concurso en Facebook a través de mi blog, porque además de mi recompensa de 999€, si resulto ganadora, Stephanie Plum, me dará otra recompensa de 999€ para una de las lectoras de mi blog, ¿habéis pensado ya qué incluiríais en vuestra wishlist?

¿Me ayudáis a ser una cazarrecompensas?

La Cazarrecompesas

Anuncios

Love is in the air

 

No sé porqué pero hoy me he levantado de lo más romántica. Será porque (afortunada por una vez)  mi fin de semana comienza un día antes de lo habitual. Así que, a pesar de ser jueves, para mi es viernes, ¡qué alegría! Y para celebrarlo me he decidido a dedicarle un post al amor.
No sé a vosotr@s pero yo cada vez que veo ciertas series, me da un ataque de románticismo extremo al observar cómo se quieren ciertas parejas televisivas. Porque, al contrario de lo que creen muchos guionistas, no todos los actores son capaces de demostrar un amor de verdad/falso en la pantalla.  Veáse el ejemplo de Anatomía de Grey y Entre Fantasmas.
No hay ni un sólo capítulo de Entre fantasmas en el que no suspire con los cariñitos que se dedican Melinda y Jim, e inevitablemente, al final de cada capítulo, siempre sale la misma frase de mi boca: “Están tan enamorados…”. Me fascina la forma en la que él la mira a ella, y cómo ella se emociona con cada segundo que vive a su lado. Es uno de esos matrimonios que (en el sentido más literal de la frase) consiguen llevar su amor más allá de la muerte. 
Otra pareja que me fascina (independientemente de la envidia que ella me provoca) es la de Meredith y Derek en Anantomía de Grey. Él cayó rendido a los encantos de una inusual residente y ella quedó fascinada ante la inteligencia (y digo yo que algo más) del Doctor Macizo. A él no le importe que ella hable sin parar, y a ella le da igual que se pase horas en el quirofáno intentando superarse, porque al final del día, saben que seguirán juntos. 
¡Ays……!

Lo más valorado

A %d blogueros les gusta esto: