De viaje con La Oreja de Van Gogh

>

¡Biieeen! Ya es fin de semana. ¡Qué ganas tenía de que que llegara el viernes tras el parón de Semana Santa! Y como hoy estoy de buen humor, os voy a hablar de unos de mis grupos favoritos: La Oreja de Van Gogh. Bueno… por eso y porque este finde estrenan peli. Sí, suena un poco raro si tenemos en cuenta que son un grupo de música… ¡pero en fin! En mi opinión, y a pesar de reconocer que no soy muy objetiva con todo lo relacionado con este grupo (me gustan desde sus inicios), la peli merece ser vista si eres un verdadero fan de La Oreja de Van Gogh, aunque sólo sea por ver algunas de sus canciones más emblematicas  grabadas en unos escenarios de ensueño. 
Sobre el resto de la peli… pues hay de todo… desde comentarios de gente anónima contando sus sueños – que si he de ser sincera, aún sigo sin entenderlos- hasta momentos realmentes divertidos protagonizados por los propios componente de LOVG durante su viaje a Israel. ¿El momentazo? Cuando hablan por primera vez (o por lo menos, yo son las primeras declaraciones oficiales que veo en las que hablan tan abiertamente) sobre la marcha de Amaia del grupo.
En definitiva, que si os apetece pasar un buen rato y no tenéis nada que hacer  la mañana del sábado o del domingo (y vivis cerca de Madrid o Barcelona, ¡uys! creo que son demasiados condicionantes 🙂 ) os podéis pasar a verla a las 12 del mediodía por los cines Yelmo Isla Azul de Madrid, el sábado, y por Yelmo Icaria de Barcelona el domingo. La otra opción (bastante más cómoda) es esperar al martes y comprar el libro que editaran junto al DVD de la peli y su último CD bajo el título Un viaje al mar muerto. ¡Cómo guste cada uno!
Y dicho esto, sólo me queda desearos un buen fin de semana… ¡sed buenos!

P.D. Lo sé, la primera foto es horrible, pero es la única que pude sacar durante la presentación de la peli (¡me encanta el tocado de Leire!), en compesación, también os he dejo el cartel de la peli.
Anuncios

Motores a ritmo de flamenco

>

¿El escenario? La Gran Vía de Madrid en plena celebración de su primer centenario. ¿El evento? La presentación del Jack & Jones Team by Antonio Banderas. Ya es oficial. El actor malagueño ha entrado en el Mundial de Motociclismo por la puerta grande. Aunque de momento su equipo sólo competirá en el campeonato de Moto2, nadie descarta la posibilidad de verlos competir, en un futuro, en la competición de MotoGP.

Durante la rueda de prensa, Antonio Banderas demostró estar 100% con su nuevo equipo, “me quiero implicar con el equipo para que los chicos, tanto Joan como Kenny, tengan todo lo que necesitan para competir al máximo nivel”. Ya lo estoy viendo: Antonio y Melanie en el padock derrochando glamour “a la española” en cada carrera.

Aunque sin duda alguna, lo mejor de la presentación fue la actuación de Los Vivancos, quienes demostraron, una vez más, que lo suyo es puro arte. ¡Me encantan estos sietes hermanos! Para mi, lo mejor fue el broche final que le pusieron a su actuación (la podeis ver en el vídeo). ¡Motor y flamenco más unidos que nunca!

¿Chico bueno o chico malo?

>

Tengo un gran dilema. Acabo de engancharme a Crónicas Vampíricas y soy incapaz de decantarme por uno de sus dos protagonistas: ¡me gustan los dos! Por un lado está Stefan, el chico bueno. La versión televisiva de Edward en Crepúsculo. El vampiro arrepentido de ser quién es y que sobrevive sin sangre humana. Por supuesto, daría su propia vida por su amada, Elena, a quién va a proteger cueste lo que cueste. Hasta aquí he de reconocer que suena exactamente como la saga de Stephanie Meyer. La novedad viene de la mano de Damon. El otro lado, el chico malo. El vampiro orgulloso de ser vampiro. Y hermano de Stefan. Pero no todo es lo que parece, y si te enganchas a esta serie descubrirás poco a poco que Damon también tiene su corazoncito. Que también estuvo enamorado una vez y que también daría la vida por su amada. Y es, precisamente, el desamor el que le ha convertido en el chico malo. ¿Quién no ha vivido eso tras una ruptura?
En definitiva, que una vez que has comenzado a ver la serie eres incapaz de decidirte por uno de los dos, porque el bueno, es muy bueno y el malo, no es tan malo. ¡Y los dos alegran la vista que no veas! Stefan por lo dulce que es. Damon por la pinta de chico malo que tanto nos gusta a las chicas. Conclusión: empate técnico.

Siguiente Entradas recientes

Lo más valorado

A %d blogueros les gusta esto: